¿Qué se entiende por seguimiento y localización?

¿Qué es seguimiento y localización?

Los sistemas seguimiento y localización permiten a las empresas de transporte, apoyándose en la tecnología GPS, seguir a distancia a su flota en tiempo real. La caja negra es el corazón de los sistemas de seguimiento y localización, y se integra en el vehículo. La información de estado y posición actual se envía a un servidor central del transportista, en la mayoría de los casos a través de comunicación de datos GPRS. De esta manera, el back office puede, entre otras cosas, seguir la posición GPS, la ruta recorrida, la velocidad, la dirección y el ETA de los vehículos.

Ventajas del sistema seguimiento y localización

Los sistemas seguimiento y localización aumentan la eficiencia del back office y los conductores. Los planificadores pueden ajustar la planificación basándose en información actualizada. De este modo el seguimiento y localización hace también que la facturación y la disposición de información sea algo más fácil para los clientes, e incrementa la productividad de la cadena logística de principio a fin. Los datos guardados de seguimiento y localización proporcionan a la empresa los históricos de rutas y ofrecen al transportista una visión retroactiva de las rutas recorridas, incluyendo detalles como tiempos de inactividad y fases de estacionamiento.

seguimiento y localización: GeoFencing y seguimiento de activos

seguimiento y localización ofrece también amplias capacidades para el seguimiento de activos. Para los transportistas que transportan cargas valiosas es por ejemplo interesante que la oficina reciba una alarma cuando un vehículo salga de una zona definida (GeoFencing). Pero también se puede monitorizar mediante el seguimiento de activos la posición de remolques, carros, contenedores y cajas móviles. De esta forma el seguimiento y localización permite a las empresas de transporte importantes ahorros de costes mediante la adopción de medidas preventivas contra robos, negligencias y otras calamidades.

El ordenador de abordo frente a seguimiento y localización

La caja negra registra datos sobre el vehículo sin la intervención del conductor, y los envía automáticamente a la central (seguimiento y localización). A diferencia de la caja negra, el ordenador de a bordo requiere interactuar con el conductor a través de la pantalla en la cabina.